lunes, 2 de marzo de 2015

¡¡NOTICIAS!!

NOTICIAS SOBRE CULTURA

(Semana del 22 de febrero al 1 de marzo)

 

Manuel Jesús Rodríguez Mora


Esta semana podemos ver entre las noticias más destacadas un atractivo proyecto multimedia relacionado con una antigua villa romana o los salvajes hechos del califato islámico contra el patrimonio de la humanidad que suponían los tesoros perteneciente al Museo de Mosul. Estas y otras noticias son las que se presentan en la actualidad cultural de la semana pasada.

 

DESCENSO MULTIMEDIA A UNA DOMUS ROMANA

Roma alberga bajo su pavimento innumerables yacimientos arqueológicos, entre ellos algunas de las antiguas domus de los patricios romanos que actualmente pueden apreciarse en un recorrido multimedia que retrotrae al visitante al ocaso del Imperio.

La muestra se sitúa en los sótanos del renacentista Palacio Valentini, en las proximidades de la romana Plaza Venecia, un edificio que actualmente ejerce de sede de la provincia de Roma y de la Delegación del Gobierno de Italia.

En el año 2004, cuando este edificio estaba en pleno proceso de rehabilitación, los operarios descubrieron entre sus cimientos los restos de dos villas construidas entre el siglo II y IV d.C y que se extienden por una superficie de 1.800 metros cuadrados.

En la actualidad, los restos arqueológicos han sido objeto de un elaborado proyecto interactivo diseñado por el divulgador científico Piero Angela y su equipo.

El recorrido comienza con un descenso entre fotocopiadoras y cajas apiladas, hacia el sótano de este edificio institucional, donde el visitante se ve de pronto caminando sobre un suelo de metacrilato a través del cual se aprecian dichas ruinas. Durante la hora y media que dura la ruta el visitante podrá apreciar sus termas y sus preciosos mosaicos, señal de que las villas eran propiedad de algún rico patricio, sus pavimentos polícromos, parte de sus escaleras, sus muros derruidos e incluso un pedazo de calzada romana.

El recorrido dispone de una guía de luz y de audio, y un preciso sistema de proyecciones gracias al cual el espectador puede comprender, de un modo didáctico, los gustos y el modo de vida de aquellos romanos.

Inmerso en la penumbra de la gruta y por obra de la tecnología, será testigo de cómo los muros recobran su color, las bañeras, hoy polvorientas, se llenan de agua y en sus estancias vuelven a resonar las risas y las confesiones de un pasado ya lejano.

Una especie de ilusión que pronto desaparece ante los ojos del espectador, que ve cómo los muros ceden, las termas se vacían y la casa queda sumergida en el silencio en el que han permanecido casi dos milenios.
Uno de los interrogantes que los investigadores tratan actualmente de resolver es la causa del derrumbe aunque durante el recorrido, en el que estuvo presente Efe, se señala que hay indicios como fracturas en el mármol que indican a que pudo deberse a un fortísimo terremoto aún sin situar en el tiempo.

En las obras de rehabilitación también fue hallado el butto o vertedero del palacio en época renacentista, del que han rescatado numerosos restos como cerámicas o alimentos que confieren a día de hoy una valiosa fuente de información sobre las costumbres de la época.

La visita toca a su fin recorriendo los pasillos acorazados que sirvieron de búnker durante la Segunda Guerra Mundial ya que este edificio suponía un blanco perfecto para las bombarderos Aliados debido a su proximidad con el palacio Venecia, cuartel general del dictador fascista Benito Mussolini.

Entre paredes de hormigón armado y puertas blindadas, el visitante se topa con una improvisada sala de cine en la que se muestran al detalle los relieves de la cercana columna de Trajano, mandada construir por este emperador de orígenes hispanos para conmemorar la conquista de la Dacia, la actual Rumanía.

Se cree que la columna estaba integrada en el centro de un patio interior porticado del Templo de los Divinos Trajano y Plotina, cuya ubicación ha traído de cabeza a los investigadores y que fue mandado construir por el emperador Adriano para conmemorar a su padre adoptivo y su esposa entre los años 117 y 121 d.C.

El palacio Valentini, por ende, constituye un ejemplo de la evolución en el tiempo de esta ciudad a orillas del río Tíber, un viaje al pasado con el que el turista o curioso abandonará por unos instantes la Roma del bullicio y el tráfico para descender a las entrañas de aquella caput mundi.

Fuente: La Vanguardia 23/2/2015


---------------------------------------------------------------------------------------


LUIS SIRET Y LOS SECRETOS DE LA PREHISTORIA

 

A Luis Siret (1860-1934) le gustaban los gatos, las palmeras, las obras de caridad y, sobre todo, los secretos del pasado y el sur de España. Gracias a este belga tan dotado para la ingeniería como para el dibujo, se desenterraron sobresalientes yacimientos de la Prehistoria que habían permanecido ocultos en el sudeste peninsular, como Los Millares, Villaricos o El Argar, que desvelaron nuevas conexiones entre culturas y deshicieron algunos axiomas de cartón piedra.

Sus cuadernos de excavación, sus láminas, sus cartas, sus dibujos, sus textos científicos y sus informes conforman el archivo Siret, adquirido por el Estado español en agosto de 1956 junto a su biblioteca. Hasta ahora habían estado disponibles para cualquier investigador que acudiese al Museo Arqueológico Nacional (MAN), donde están depositados, pero a partir del próximo martes tendrán una visibilidad infinita. “Se trataba de poner en valor su trabajo”, subraya la jefa del archivo del MAN, Aurora Ladero. Tras haber sido estudiados, catalogados y digitalizados los 31.000 documentos, serán accesibles en la web del Museo y el portal CER.ES (Colecciones en Red, del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). Será una vía directa para acercarse a la personalidad y la labor de Siret, desconocida fuera del ámbito arqueológico pese a su trascendencia. “Es un pionero de la Arqueología. Con sus trabajos da a conocer la Prehistoria española en Europa”, destaca Concha Papí, técnica del archivo del Museo y arqueóloga.

Llegó a España con 21 años y ya nunca se quiso ir, excepto durante el duro paréntesis de la Primera Guerra Mundial, que pasó entre Bélgica y Holanda, muy afectado por el conflicto y las heridas de su hijo. Cuando murió en 1934 en su casa de Herrerías, en Cuevas del Almanzora —donde desarrolló su primera obra de ingeniería junto a su hermano Henri: la conducción de agua potable a la localidad, una infraestructura providencial en un lugar maltratado por la sequía y la aridez—, había acumulado un legado impresionante en libros, documentos y piezas arqueológicas, excavadas en paralelo a su actividad profesional (desde 1900 dirigió la Sociedad Minera de Almagrera). A lo largo de cinco décadas de prospecciones reunió, según Martín Almagro-Gorbea, catedrático de Historia de la Universidad Complutense, “las mejores colecciones que nunca un particular ha llegado a reunir sobre la Prehistoria de la Península Ibérica”.

Esos fondos tuvieron varias vidas. Los obtenidos por los dos hermanos Siret, Luis y Henri, antes de la marcha del segundo a Bélgica se vendieron entre diferentes instituciones y particulares. Una práctica ilícita hoy, pero no entonces. “Ni era raro ni ilegal que se intercambiasen piezas entre arqueólogos o se vendiesen”, puntualiza Virginia Salve, jefa del departamento de Documentación del MAN. Una parte notable está en el Musée du Cinquantenaire (antes Musées Royaux d'Art et d'Histoire, Bruselas) y el British Museum (Londres), pero también hay restos arqueológicos en Harvard, Oxford, Cambridge o Roma. “Hasta 1887 toda su colección salió fuera”, señala Juan Grima, historiador y editor almeriense, que acaba de publicar Las Casitérides y el imperio colonial de los fenicios, escrito por Luis Siret a finales del XIX —sus obras, en francés, se publicaban originalmente en el exterior— y que había permanecido inédito hasta ahora en España.

Cuando Luis Siret emprendió su labor en solitario, con la ayuda del eficaz y leal capataz Pedro Flores —un agricultor de Antas dotado de talento natural y formado por el ingeniero a la medida de sus necesidades—, el destino de las colecciones cambia. En 1905 dona a la Real Academia de la Historia piezas tan singulares como una estela fenicia del siglo IV a. C. con inscripciones o la Sirena de Villaricos, “una obra excepcional en la plástica prerromana de Hispania, pues ofrece elementos de tradición neohitita que pasaron al arte sirio-fenicio de la costa siria”, valora Almagro-Gorbea en un artículo.

El científico donó en 1928 parte de su colección de piezas al Estado español Siret, que descendía de aristócratas franceses que habían burlado la guillotina refugiándose en Bélgica, mostró una generosidad mayor que la de sus descendientes, que pleitearon con el Estado por su legado. Su gesto más altruista llegó en 1928, cuando dona parte de su colección al Estado español, seis años antes de morir. Miles de piezas que hoy custodia el MAN y que no acabaron en Estados Unidos por la firmeza del ingeniero, según la historia que relató su nuera, Ophelia Quintas de Carvalho, en una biografía sobre el arqueólogo difundida en la revista Axarquía (2010) por Juan Grima.

“Rechazó igualmente con indiferencia la inmensa oferta hecha por unos americanos, de cinco millones de pesetas por sus colecciones. Viendo ellos que Siret no contesta, creen que su oferta no está a la altura de este tesoro y presentando un cheque en blanco le piden que ponga la cantidad de su agrado. Les sonríe Siret amablemente y contesta con sencillez: ‘El arte no se vende y estos valiosos objetos que encontré en España los quiero ofrecer a España”.

Fuente: El País 2/26/2015


---------------------------------------------------------------------------------------

EL ESTADO ISLÁMICO DIFUNDE UN VÍDEO DONDE DESTRUYE ESTATUAS MILENARIAS


Armados con grandes martillos y taladros, un puñado de seguidores del Estado Islámico (EI) destruyen con saña varias estatuas en Mosul que describen como “ídolos” y que arqueólogos de todo el mundo temen que sean piezas asirias y acadias. El vídeo, cuyo contenido ha confirmado este jueves la UNESCO, es la última provocación de ese grupo extremista suní que aspira a gobernar sobre todos los musulmanes del mundo, aunque sea borrando la historia y exterminando a cuantos se oponen a su proyecto. La semana pasada también arrasó la biblioteca central de esa ciudad del norte de Irak.

 “Es un ataque deliberado contra la historia y la cultura milenarias de Irak y una incitación a la violencia y al odio”, ha declarado la directora general de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Irina Bokova, antes de pedir una reunión urgente del Consejo de Seguridad.

Su comunicado confirmó que se han destruido o desfigurado grandes estatuas del lugar arqueológico de Hatra, declarado patrimonio mundial, así como artefactos únicos procedentes de varias excavaciones de la provincia de Nínive que se encontraban en el Museo de Mosul. El texto, que califica lo sucedido de “ataques terroristas”, no menciona sin embargo al EI.

“El vídeo muestra la destrucción de la colección en el Museo de Mosul y un toro alado de las Puertas de Nínive”, había asegurado a EL PAÍS Suzanne E. Bott, directora de proyectos para Irak y Afganistán del Instituto Drachman. “Confirmo los dos lugares porque estuve en el museo en enero de 2010 y en las Puertas de la antigua capital asiria en otoño de 2009”, añadía en un email.



Es la misma impresión que ha tenido Eleanor Robson, profesora de Historia Antigua de Oriente Próximo en el University College de Londres y miembro del Instituto Británico para el Estudio de Irak. Robson, que se encuentra de visita en Bagdad, señaló, no obstante, en su Twitter que algunas de las estatuas que demuelen los barbudos “son reproducciones”, como la que se observa en el minuto 3:55 de la grabación.

“Si se confirma, sería un desastre y revelaría la voluntad de ese grupo de llevar a cabo no sólo una limpieza étnica sino también unalimpieza cultural”, declaraba cauteloso Axel Plathe, director de la oficina de la UNESCO en Irak.

Sin acceso libre a Mosul desde que los yihadistas tomaron la ciudad el pasado junio, resulta muy difícil para los expertos evaluar los daños causados. Hace algún tiempo se rumoreó que habían destruido la muralla de Nínive, pero luego un mosuleño pudo dar la vuelta a esa empalizada del 700 antes de Cristo y desmentirlo, recuerda Pedro Azara, profesor de Estética de la Politécnica de Cataluña.

“El EI maneja bien los medios y utiliza la manipulación para aumentar el terror que produce”, señala este arquitecto, que también es miembro de una misión arqueológica internacional entre Erbil y Mosul, suspendida este último año debido a la ocupación de los radicales.

Hasta ahora, el EI se había mostrado más interesado en traficar con el patrimonio que en destruirlo, con el objetivo de financiar sus actividades. De hecho, la UNESCO ha centrado sus esfuerzos en intensificar el control internacional y ha evitado enumerar sitios en riesgo para no llamar la atención sobre ellos. El reto es enorme, ya que 1.800 de los 12.000 sitios arqueológicos de Irak se encuentran en la zona controlada por ese grupo empeñado en borrar cualquier testimonio del pasado preislámico.

Los combatientes del EI siguen una interpretación extrema del islam suní conocida como salafismo que considera idolatría la veneración de estatuas y tumbas. Pero hay algo más que motivos religiosos en su forma de actuar.

Incluso si el vídeo fuera un montaje, Azara se muestra convencido de que envía un mensaje en un momento en el que se está hablando de recuperar Mosul. “Saben del valor que Occidente concede a las piezas arqueológicas y quieren asustar acerca de lo que podría ocurrir”, interpreta. Eso explicaría también las informaciones, difíciles de verificar, de que los combatientes han puesto explosivos en la muralla y las puertas y amenazan con hacerlos estallar si ven amenazado su control.

“Quieren destruir los símbolos de la cultura de Irak que no corresponden con sus creencias, pero también mostrar su poder. Están diciendo: no respetamos los valores que tenéis y vamos a destruirlos”, concurre Plathe.

El toro alado, o lamasu, es una de las figuras más representativas de la civilización asiria, que ocupó Mesopotamia entre los siglos XVIII y VI antes de Cristo. Para muchos estudiosos o simples amantes de la historia, su pérdida rememora la demolición a cañonazos de los Budas de Bamiyán por parte de los talibanes afganos en 2001. Se trata de patrimonio de la humanidad.

“Son tan ignorantes y faltos de educación que no entienden el valor de la historia humana”, lamenta por su parte Bott, quien subraya que “la destrucción del pasado no cambia la historia”. “La gente aún podrá conocerla a través de otras fuentes”, asegura convencida de que las huestes del EI “ignoran la valía de lo que están destruyendo”.

El problema es que a este paso los nuevos bárbaros no van a dejar ni los recuerdos. El miércoles de la semana pasada, arrasaron el edificio de la Biblioteca Central de Mosul, según ha confirmado Charles E. Jones, de la Universidad de Chicago, que dirige un proyecto de seguimiento de daños a la propiedad cultural en Irak. Aunque en los días previos quemaron varios cientos de libros y manuscritos, hay indicaciones de que buena parte de los fondos se han trasladado a Siria, tal vez con intención de venderlos.

Fuente: El País 2/26/2015


---------------------------------------------------------------------------------------

 

EL MUSEU DE BADALONA EXPONE LA ROPA INTERIOR DEL SIGLO XIX AL XXI


El Museu de Badalona expone, a partir del jueves 26 de febrero, la ropa interior que ha marcado tendencias durante los últimos doscientos años. La muestra Intimitats. La roba interior del segle XIX al XXI muestra la evolución de estas prendas teniendo en cuenta las costumbres, la economía o la estética del momento.

Producida por el museo de Badalona y la oficina de patrimonio cultural de la Diputació de Barcelona, la exposición recoge un centenar de prendas femeninas y masculinas procedentes del fondo propio de Badalona, del Museu Tomàs Balvey de Cardedeu y de colecciones particulares.

En la muestra podrán verse piezas aún habituales como los calzoncillos, las braguitas, las medias y las combinaciones pero también otras ya en desuso y que tuvieron un papel fundamental en el vestuario de generaciones anteriores como las ligas para hombres, los cinturones sanitarios o los trapos higiénicos.

Intimitats. La roba interior del segle XIX al XXI podrá visitarse en Badalona hasta el próximo 14 de junio y después recorrerá otros municipios catalanes. Además, se realizarán actividades paralelas relacionadas con la exposición como una conferencia por parte de una conservadora del Museu del Disseny de Barcelona o sobre la publicidad de la ropa interior

Funte: La Vanguardia 25/02/2015



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada