jueves, 12 de marzo de 2015

LOS IDUS DE MARZO: LA CONJURA QUE ACABÓ CON LA VIDA DE JULIO CÉSAR




Los idus de marzo es un libro escrito por Valerio Manfredi, arqueólogo y escritor italiano conocido principalmente por la publicación de novelas históricas, especialmente, de historia antigua. Manfredi es licenciado en letras clásicas y especializado en topografía del mundo antiguo. Algo que destacar aparte de su formación es que ha escrito y dirigido documentales sobre el mundo antiguo para las cadenas más importantes de la televisión, así como obras de ficción para el cine y la televisión.

Este libro relata los acontecimientos ocurridos en los últimos días de Julio César comenzando el día 7 de marzo y dando lugar a su fin el día 20 con el funeral de éste. En el libro se muestra hora a hora y día tras día lo que iba sucediendo tanto en Roma con las reuniones de los conjuradores o el día a día de César, como en otros lugares del Imperio con el protagonismo de distintos mensajeros que intentan llegar a Roma lo más rápido posible para traer noticias del inminente peligro que le asechaba a César, con el mensaje “¡El Águila está en peligro!”.


El libro a pesar de ser una novela histórica, entretenida según mi opinión, no deja de dar a conocer lo que aconteció esos últimos días en la vida de César y, aunque la historia se centre en la llegada a Roma de ese mensaje, vemos como se hacen referencias a hechos históricos como los que a continuación se mencionan: la fiesta de las Lupercales, en la cual Marco Antonio le ofreció la corona de rey a César y éste la rechazó, los famosos ataques de epilepsia que César tenía y tanto le preocupaban, aunque en el libro se cuenta que los tiene en el último periodo de su vida, no era así sino que los tenía desde joven. También aparece la historia de amor entre César y Servilia y la carta que ésta le envía a César al Senado, y con ello se hace pública su relación; el aviso que César tiene del vidente que le dice que se cuide de los idus de marzo, aunque según el libro este aviso se le da a César un día en el que queda con Servilia, cosa que realmente no ocurre así sino que le es dado al salir de las Lupercales. Además de ello, aparece también la figura de Artemidoro, que según la obra es el maestro griego de Bruto, que intenta hacer llegar a César un pergamino con los nombres de los conjurados la misma mañana de los idus, pero a César no le da tiempo de leerlo y es asesinado. Asimismo, esa misma mañana antes de entrar en el Senado, César se encuentra con el vidente y le dice que “los idus ya han llegado2, pero el vidente le responde que “aún no han terminado”, todo ello se acerca perfectamente a la realidad histórica. Además del mismo relato en el que se describe el asesinado de César al empezar Casca con la primera puñalada y terminar quitándole la vida Bruto y pronunciando la famosa frase “¿Tú también Bruto…?” o la huída de Cleopatra de Roma temiendo por su vida y la de su hijo tras el asesinato de César. Finalmente, como ya he indicado al principio del post, el libro concluye con el funeral de César, que consigue hacer Marco Antonio después de reunirse con los asesinos y éstos aceptar su celebración, en la cual Marco Antonio los desprestigiará y alabará la labor de César con la República.

En esta obra, además, aparecen numerosos personajes, de los cuales algunos son imaginarios, como Antistio el médico de César, que realmente no era ese su nombre pero se conoce la existencia de que César era atendido por un médico o Publio Sextio el Báculo, que aunque este no fue su papel en estos hechos está inspirado en un centurión que sus hazañas heroicas fueron narradas por César en Los comentarios a la guerra de las Galias.

Algo que me ha parecido bastante interesante en esta obra es que Manfredi a modo de apéndice hace una pequeña biografía sobre todos los personajes nombrados en el libro, en las cuales distingue a los personajes imaginarios; además también aporta otro apéndice sobre los principales lugares de Roma que nombra en el libro, y finalmente aporta unas breves palabras en las que habla sobre el hecho histórico y sobre los aspectos ficticios que escribe en la obra, para que los lectores, poco introducidos en el tema, puedan distinguir los hechos reales de los ficticios.


En conclusión, bajo mi punto de vista, este libro a pesar de narrar algunos hechos ficticios recoge bastante bien y con buena narrativa los acontecimientos ocurridos en los últimos días de la vida de César y hacer que el lector se centre en la historia y le cree la necesidad de indagar algo más sobre la vida de este personaje histórico.
Noemí Raposo Gutiérrez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada