domingo, 22 de febrero de 2015

23 F, EL DÍA MÁS DIFÍCIL DEL REY


La película titulada, el 23 F, El Día más difícil del Rey, es una producción de RTVE que nos narra los hechos que tuvieron lugar como consecuencia del intento del golpe de Estado acaecido el 23 de febrero de 1981; cuando un grupo de Guardias Civiles liderados por el Teniente Coronel Tejero irrumpieron en el Congreso de los Diputados, secuestrando al poder político en funciones y sumiendo al país en un clima de miedo e
incertidumbre.

A lo largo de la trama se dan diversas pinceladas, sobre la situación previa al golpe y que serviría de excusa a los militares para realizar el intento del golpe de Estado. Desde la instauración de la democracia a la muerte de Franco, y la aprobación por referéndum de la Constitución en 1978, la temperatura no había hecho más que subir, y la sensación de que la situación iba a estallar por algún lado era patente. El rápido devenir de los acontecimientos cogió desprevenidos a muchos sectores de la sociedad amantes del viejo orden franquista y cuyo nuevo juego de libertades les resultaba repulsivo e inadmisible. El primer gran jarro de agua fría vendría con la legalización del PCE, durante la Semana Santa de 1977, la forma inteligente pero arriesgada realizada por Adolfo Suárez de llevar este delicado asunto, les granjearía la animadversión de una parte del estamento militar. Y esto solo sería el principio, el número de atentados terroristas contra los militares y Guardia Civiles no hacían más que crecer, y los que hasta entonces eran respetados y temidos, ahora se veían indefensos ante la nueva situación y esto no hizo más que encender los ánimos e impulsar a estos grupos a la idea de que había que hacer algo para cambiar todo lo que estaba ocurriendo. La situación de crisis en el plano económico y político, no ayudaba a mejorar las cosas. La descomposición de la UCD, tras las elecciones de 1979, era un hecho y el liderazgo de Adolfo Suárez era cuestionado por todos lados, de tal forma que tras superar una moción de censura en el Congreso propuesta por el PSOE, no le quedaría muchas más alternativas que dimitir el 29 de Enero de 1981. Será en este momento cuando en el 23 de febrero del mismo año, con la envestidura del nuevo presidente Leopoldo Calvo Sotelo se produzca el intento del Golpe de Estado.

La figura del Rey es vital en esta adaptación cinematográfica, ya que aparece como el héroe del país y desde un punto de vista humano, y cercano, con la idea que las personas que vivieron esos momentos históricos se identificasen con el personaje. En cuanto a este aspecto fue acierto por parte del director de la película, aunque no hubiera estado de más haber mostrado como vivió la sociedad esos momentos haciendo hincapié en función de la determinada ideología que  se profesase. Esto hubiera sido un punto a favor de la película que la hubiera enriquecido enormemente. Volviendo a la figura del Rey y su actuación, ésta fue en su momento la más correcta, y así se plasma en la película, y en cuanto a eso no es discutible, si bien hay que resaltar el hecho que la supervivencia de la monarquía dependía del mantenimiento de la democracia y del orden constitucional vigente.

Por otro lado, la trama golpista puede diferenciarse en dos ramas diferenciadas: por un lado la liderada por Milans del Bosch y Tejero, y por otro la General Alfonso Armada. Los primeros buscarían desde un primer momento la subida al poder de los militares, mientras que Alfonso Armada buscaba hacer un gobierno de concentración presidido por él, y en el que estuvieran representados todos los grupos políticos. Si bien Armada, no era visto con buenos ojos ni por Suárez, ni por Sabino Fernández Campo (Secretario de la Casa del Rey), y por ello en la película sale como Segundo Jefe del Estado Mayor, ya que previamente se le había denegado el puesto ocupado por Sabino. Armada con la idea de mostrarse como alternativa a la presidencia del gobierno, se creo una imagen gracias a su amistad con el Rey, haciendo ver que este le apoyaba en sus acciones, engañando para ello tanto a políticos como a militares, siempre y cuando esto favoreciera a sus intereses.

Como ya hemos comentado, los militares tuvieron un papel preponderante, sin embargo como sucedería en su momento, el papel de los políticos de la época ha quedado relegado a un segundo plano, y solo se mencionan en un momento determinado, cuando son apartados del resto de los diputados y llevados a una sala aparte. Pero lo ciertos es que meses antes, en la prensa se barajaba la idea de un gobierno de concentración, e incluso llego a plantearse que este fuera un militar, y no solo estamos hablando de periódicos de extrema derecha como el Alcazar, sino periódicos de toda ideología. El hecho de que Armada se presentara con una lista de políticos de todos los partidos a Tejero, hace ver, que éstos no debían ser del todo ajenos a los planes de este general.

En definitiva, el 23 F, El Día más difícil del Rey, es una película que nos muestra unos acontecimientos que pudieron suponer un giro en la historia de nuestro país. Debido a muchos factores, entre ellos el sensacionalismo con el que ha sido tratado el tema por varios medios periodísticos y el interés de otros porque no se sepa toda la verdad; este “film” nos muestra unos hechos que se han considerado validos por la mayoría, y nos dejan ver un trozo de la realidad, por lo que es aceptable para entender dicho momento histórico.


Bibliografía
BARBERÍA, J. L. (1991): El enigma del Elefante. La Conspiración del 23F, Madrid.

DE ANDRÉS, J. (2005): ¡Quieto todo el mundo! El 23 F y la Transición española”, Historia Política, 5,  pp. 55-88.
Manuel Jesús Rodríguez Mora

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada